Esta tercera semana de abril, el Mineduc comunicó que se va a reponer la prueba de lectura de Segundo Básico y buscará hacer Simce en forma presencial. Recordemos que el año 2019, a raíz del estallido social, se aplicó parcialmente y el año 2020 no se realizó por la pandemia. También cabe señalar que el año 2015 el test de lectura que se quiere reponer se suspendió como una manera de evitar el agobio en los menores y los establecimientos. 

La medida, que ha provocado polémica en el mundo docente y en las escuelas, forma parte de las estrategias establecidas en un plan de evaluación elaborado por la Agencia de Calidad y aprobado por el Consejo de Educación para el año 2021-2025 y, por otra parte, el Gobierno espera un resultado positivo debido al éxito de la aplicación de la Prueba de Transición Universitaria.

Sin embargo, en este momento hay un contexto de mayor incertidumbre por la pandemia, lo que podría significar el fracaso de una aplicación de esa envergadura con la participación de las escuelas y estudiantes de todo Chile. Recordemos que la insistencia del regreso a clases presencial chocó del golpe con la realidad, que obligó a retomar la medida de diversos expertos de mantener clases vía online. Además, varios especialistas han puesto en aviso que la inmunidad de rebaño no se conseguirá ni en junio, ni a finales de año.

Desde el Colegio de Profesores hay una postura crítica y consideran imprudente esta medida tomando en cuenta la situación de los contagios actualmente y proponen que los cuantiosos recursos económicos que se van a destinar a su aplicación deberían redirigirse a mejorar la conectividad de los estudiantes y poder avanzar en las clases telemáticas, de acuerdo a lo señalado por Carlos Díaz, presidente de esta entidad gremial.