La autora Cata Droguett nos dice que este libro es una invitación a un viaje que va desde afuera hacia adentro, en donde vas a descubrir un planeta desconocido para muchos, un planeta interior que se rige por las mismas reglas que el planeta en que habitamos: necesita de cuidado, si lo sobreexplotamos vamos a generar una crisis de grandes proporciones y vivir en armonía interior protege al planeta exterior. Hay una ecología personal que bien trabajada nos permite entrar en una conexión positiva con la ecología del planeta. Y lo refuerza en el subtítulo del libro; que tu planeta interior sea tu brújula. 

A lo largo de la primera parte del libro va relatando el contexto en que descubrió este proceso de ecología personal y como fue haciendo conciencia de que su vida tal como la estaba desarrollando, con hábitos de consumo que no respetaban el entorno y que tampoco la hacían feliz, la llevaban por un camino de frustración y pesimismo. Esta situación se veía reforzada por una serie de creencias como que “Nos metieron en la cabeza que para lograr ser felices el camino debía se súper duro, esforzado y doloroso” (p.37), que el consumismo es bueno en la medida que te permite reafirmarte en lo personal y que la belleza exterior de cada persona si no se ajusta a los cánones que nos señala publicidad significa un fracaso personal. De esta manera el consumismo exacerbado, la acumulación incesante de bienes y las inseguridades personales están matando el planeta y nos están llevando como especie hacia la extinción. 

Todo lo anterior se lee muy drástico, pero la autora entrega en las siguientes páginas una serie de evidencias que avalan su posición, como por ejemplo, el exceso de uso de agua en la gran industria, para producir ropa, la explotación minera y la crianza del ganado a nivel mundial; en momentos que el recurso hídrico es cada vez más escaso sumado al fenómeno de la sequía en varias partes del mundo y aquí en Chile. En síntesis, descubre a partir de su propia de vida y de su cambio posterior “que no servía de nada tanto tiempo dedicado a hacer cosas para salvar el planeta, si no era capaz de mantener en equilibrio sano su propia dimensión y que eso también aplicaba a muchas de las personas con las que me relacionaba, quienes detrás de los elogios que recibían por cuidar el medioambiente escondían una deprimida relación consigo mismas” (p.71). Lo esencial se le devela en su toma de conciencia y es que el cuidado del planeta no solo es realizar acciones concretas sino que estas deben ir acompañadas de un proceso interno individual de mejorar tu ecología personal o en otras palabras poner primero un orden tu propia casa. 

Y para poner orden en tu propio espacio interior propone una acción o plan en seis pasos que va desde la reafirmación de tu persona a través de la valoración personal, de cultivar el autoamor. El paso siguiente a tu autoafirmación, sanar a tu niño interno, luego comprender de que estamos hechos, los elementos que se conjugan en nuestra ecología personal (agua, aire, tierra y fuego) descubrir nuestro propósito y comprometerse es una causa ecológica y, finalmente, diseñar tu propia disciplina. En tres palabras claves: propósito, causa y misión.

Un libro para reflexionar de como nuestra ecología interior tiene una profunda conexión con la ecología de la madre tierra y que si resolviésemos todos la primera tendríamos, finalmente, un planeta sano. 

Título:  Ecología Personal. Que tu planeta interior sea tu brújula

Autor:  Cata Droguett

Editor: Diana 

Año: julio 2022

País: Santiago de Chile

Número de páginas: 150